15 formas eficientes de controlar la diabetes

Algunas de las mejores maneras de controlar la diabetes incluyen dejar de fumar, consultar regularmente a un dietista, controlar sus pies con frecuencia, mantenerse activo, mantener la salud de sus ojos, realizar un seguimiento de sus ejercicios, comer comidas más pequeñas con más frecuencia, aumentar su fibra consumo, y muchos otros, tal como se indica en el sitio web https://RevertirLaDiabetes.Bonocb.com/.

A pesar del hecho de que la diabetes es una epidemia moderna y afecta a millones de personas en todo el mundo, no hay cura, por lo que una vez que la enfermedad se desarrolla, es esencial administrarla adecuadamente, ya que es imposible. La diabetes representa un cambio dramático en la vida de una persona y requiere una diligencia constante para mantener una alta calidad de vida. Es completamente posible hacerlo, pero es esencial comprender qué puede hacer la enfermedad, qué debe hacer para mantenerlo bajo control y qué opciones de estilo de vida y decisiones dietéticas debe tomar.

Los efectos secundarios de la diabetes afectan a todo, desde la visión e inflamación de las articulaciones a la salud renal y al proceso digestivo. Por lo tanto, implementar un plan integral de estilo de vida es muy importante. En este artículo describimos algunas de las mejores formas de mantener su diabetes bajo control y evitar que tenga un impacto negativo en su vida más de lo que ya es. Si sigue algunas o todas estas sugerencias, podrá vivir una vida más feliz, más saludable y de mayor calidad con diabetes.

Formas de mantener la diabetes bajo control

  • Dejar de fumar

Aunque generalmente las situaciones estresantes hacer que la gente fume más, puede ser una opción muy mala para las personas con diabetes, particularmente aquellas con diabetes Tipo 2. Fumar provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que limita la buena circulación a las extremidades. Además, la investigación sobre el tabaquismo ha demostrado que aumenta la resistencia a la insulina, que es lo contrario de lo que los pacientes diabéticos quieren.

  • Rastree sus patrones de ejercicio

Es fácil pensar que su régimen de ejercicio es sólido y consistente, pero tomando notas reales acerca de sus hábitos de ejercicio durante algunas semanas le dará un registro tangible para ayudarlo a realizar los cambios físicos en su estilo de vida que realmente necesita.

  • Eliminar comida rápida

Hacer su propia comida / cena en casa es lo mejor elección para las personas que sufren de diabetes. Detenerse para comer algo rápido o comer en restaurantes significa que no se puede rastrear adecuadamente el consumo de azúcar, sal y calorías de sus comidas, lo que puede ser muy peligroso para mantener un nivel equilibrado de azúcar en la sangre. La comida rápida también puede contener un alto contenido de sal y r un estudio reciente sugiere que la ingesta de una dieta alta en sal aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares en los diabéticos. Además, la comida rápida está repleta de grasas saturadas y calorías ocultas que contribuyen a la obesidad. ¡Hacer sus comidas en casa y llevarlas al trabajo también es una excelente manera de ahorrar dinero!

  • Obtenga su visión revisada

La diabetes puede afectar seriamente la salud de su vista, y la ceguera es uno de los efectos secundarios más graves y aterradoramente comunes de la diabetes a largo plazo. Revisar su visión con regularidad puede ser la mejor manera de prevenir la retinopatía, y al mismo tiempo medir el impacto que tiene la diabetes en sus sistemas periféricos como medida de cómo maneja y maneja la enfermedad.

  • Reduzca su consumo de café

Cambiar su rutina matutina parece una cosa pequeña, pero puede tener un gran impacto en su calidad de vida como paciente diabético. Esas elegantes tazas de café de cafeterías especializadas a menudo contienen azúcar, lo que puede causar fluctuaciones de insulina y glucosa en el cuerpo, además de la caída de cafeína que con tanta frecuencia ocurre. Hágase una taza de viaje en casa para que pueda controlar la cantidad de azúcar que toma cada mañana para comenzar el día.

  • Manténgase activo

Esta es quizás la opción de estilo de vida más obvia para los pacientes diabéticos. La diabetes ralentiza el flujo de sangre hacia las extremidades y se ve agravada por el estilo de vida sedentario y la obesidad. Mantenerse activo lo mantendrá en mejor forma, aumentará su metabolismo y aumentará sus procesos de absorción de insulina para que sienta los efectos de la diabetes mucho menos.

  • Use un podómetro

Similar al seguimiento de sus hábitos de ejercicio para revisar y ajustar en consecuencia , usar un podómetro le da una idea clara de cuánto se está moviendo realmente cada día. Si sus números son demasiado bajos, puede motivarlo a subir las escaleras, dar un paseo durante su hora de almuerzo o hacer footing después del trabajo, todo lo cual ayuda a su salud en general.

  • Pruebe nuevas frutas y vegetales

El cuerpo de todos reacciona a los alimentos de manera diferente, y eso es particularmente cierto en el caso de las frutas y verduras, que son elementos dietéticos importantes para las personas que padecen diabetes. Al probar frutas y verduras nuevas, puede controlar su nivel de azúcar en la sangre y ver cómo reacciona su cuerpo ante estas nuevas elecciones dietéticas. Puede ayudarlo a darle forma a un plan alimenticio que sea más beneficioso y ayude a que sus niveles de azúcar en sangre se mantengan estables.

  • Aumente su ingesta de fibra

La fibra es una parte esencial de cualquier dieta para diabéticos. La fibra insoluble mantiene sus procesos digestivos sin problemas y facilita la absorción de nutrientes, mientras que la fibra soluble puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y, de hecho, mejorar el control de la glucosa en sangre. Por lo tanto, ambos tipos de fibra deben agregarse a su dieta todos los días; en algún lugar entre 25 y 40 gramos por día se recomienda para pacientes diabéticos. La fibra también te hace sentir lleno, por lo que es menos probable que tomes snacks y te cargues con azúcares peligrosos y no saludables.

  • Masticar más chicle

La goma de mascar mantiene la boca ocupada y sacia el hambre. Psicológicamente, el acto de masticar puede hacernos anhelar menos alimentos, pero asegúrate de estar masticando chicles sin azúcar, aunque solo con moderación, ya que algunos de los edulcorantes artificiales en chicles sin azúcar pueden causar estragos en tu sistema digestivo.

  • Use Platos más pequeños

Otro truco psicológico es preparar sus comidas en platos más pequeños. Es más probable que mantenga un control apropiado de la porción y suba los niveles de ingesta de calorías y azúcar, mientras que también tiene alimentos para más adelante y ahorra dinero a largo plazo.

  • Haga su investigación

Antes de salir a un restaurante o agregue nuevos productos a su lista de compras, tómese un tiempo y investigue. Averigüe cuáles son las opciones amigables para la diabetes en un restaurante y vea qué productos probablemente deberían evitarse en el supermercado. Además, llévate menús a casa de los nuevos restaurantes que pruebes para que puedas verlos cómodamente para la próxima vez que quieras comer fuera de casa.

  • Examina tu nivel de azúcar en la sangre regularmente

Muchas personas tienen un horario fijo para controlar su azúcar en la sangre, pero a menudo, lo hacen después o antes de las comidas. Distribuir más controles durante el día puede darle una mejor idea de la capacidad de respuesta de su cuerpo a los alimentos y la tasa de absorción de glucosa para que pueda ajustar su estilo de vida en consecuencia.

  • Controle sus pies

Problemas de circulación en las extremidades, particularmente los pies, son comunes para las personas que sufren de diabetes. Esto también puede causar entumecimiento o falta de sensibilidad, por lo que los cortes o raspaduras pueden pasar completamente desapercibidos. Este tipo de daño leve en los nervios puede ser peligroso y puede provocar una infección o un problema del pie más grave, que a veces puede requerir la amputación. Controle sus pies todos los días y tome notas sobre cualquier cambio obvio en la sensación o la circulación. Analice estas notas con su médico en su próximo chequeo.

  • Coma comidas más pequeñas con más frecuencia

Al distribuir 5 o 6 comidas a lo largo del día, en lugar de tener 3 comidas grandes a horas determinadas, su cuerpo se mantendrá activo en sus procesos digestivos, lo que aumenta la sensibilidad a la insulina. Además, tendrá menos picos y caídas de azúcar en la sangre si la ingesta de calorías y azúcar se extiende en el transcurso de un día. Hablar con un dietista también es una excelente manera de establecer un plan de alimentación y un programa personalizado según sus necesidades específicas. Además, investigaciones recientes sugieren que el desayuno de alta energía y la cena de baja energía ayudan a reducir la hiperglucemia en diabéticos tipo 2.

Comments are Disabled